CONFINAMIENTO’20: El como una “exploradora” sobrevive al “día de la marmota”. Minidosis 3-
16047
post-template-default,single,single-post,postid-16047,single-format-standard,bridge-core-2.5.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-23.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

CONFINAMIENTO’20: El como una “exploradora” sobrevive al “día de la marmota”. Minidosis 3-

CONFINAMIENTO’20: El como una “exploradora” sobrevive al “día de la marmota”. Minidosis 3-

Como comentábamos en mis anteriores posts  (minidosis 1- ACEPTACION / minidosis 2- COHESIONAR EQUIPO) : 

Estoy confinada con un marido encerrado en un despacho (porque acaba de asumir una nueva posición coincidiendo exactamente con este “encierro”), un 20-añero bastante centrado (hijo de mi marido), una adolescente suave de 13 años, y una “bicharraca” de 5 años + un ideal bichón maltés. Un bonito coctel emocional. Pero confinada en un piso maravilloso, juntos y sanos. Unos absolutos privilegiados.  Aprendiendo todos tanto…. Y viendo como tantos principios del management, se aplican al día/día familiar: O A LA INVERSA! 

Tanto que agradecer en este confinamiento. No es ironía. Es verdad!

Para que mis hijos se den cuenta de lo agradecidos que tenemos que estar. Y demostrar. La gratitud se tiene que plasmar en nuestras acciones. No es “sólo” dar las gracias (norma de educación básica), o de sentirse agradecido. Hay que rezumar agradecimiento. Hay que poder trasladar ese sentir en acciones. Este golpe de realidad ha de sacar lo mejor de nosotros. Empezando como siempre, por reconocer.

Hemos trabajado el sentirnos agradecidos. RECONOCER que estamos agradecidos. Tomando CONCIENCIA de que estamos agradecidos.  Lo decimos en cada comida: “ya está mamá de nuevo diciendo…..” dice la de 5 años. “Pues sí chicos.”… Pero que buena señal es que ya esperan a que lo diga!

Agradecidos por estar juntos (entre otras, mi marido aterrizó en Madrid el viernes 13 de marzo….. al límite). Por estar sanos. Por vivir en una casa maravillosa donde tenemos espacio, luz, sol… Por tener la inmensa suerte de tener trabajo; de no haberlo perdido! Por poder tener tecnología para poder seguir asistiendo a los colegios. Por llevarnos bien! Por divertirnos juntos! Por querernos. Por saber como aprovechar este tiempo. Por ser flexibles y adaptarnos. Por ser obedientes y colaborar en la salud nuestra y la de todos quedándonos en casa. Y si salgo, con la mascarilla.

Nos está sirviendo mucho para darnos todos cuenta (CONCIENCIA) de lo afortunados y privilegiados que somos.

Nos está sirviendo para vivir y practicar la EMPATÍA más con nuestro entorno.  Entre nosotros mismos primero: dándonos cuenta de que a la pequeña de 5 años no le podemos pedir según qué cosas, esfuerzos…y menos tras tanto tiempo sin nadie de su altura alrededor, con sus intereses … Comprenderla más. Lleva casi 3 meses sin nadie de su edad alrededor…. Desde el 11 marzo!

Lo mismo con las necesidades de la de 13 años. A su nivel.

O con el de 20 años. A su nivel.

Y también como no, mis necesidades y las necesidades de mi marido.

Nos hace tomar conciencia. Estamos practicando taaaaanto la EMPATÍA.

El roce hace el cariño de toda la vida, y hace que nos comprendamos más.

Y desde luego el roce 24h seguidas durante semanas seguidas sin más contacto con nadie más….. pues nos ayuda, contando con que tengas interés, en conocer más a esa otra persona, y por tanto saber como poder ayudarla a que saque lo mejor de sí misma. (en versión light eran las salidas offsite de los equipos en las empresas, verdad? Buscaban conseguir ese efecto de “contacto”, de “roce”).

Nos comprendemos más entre nosotros.

AGRADECER / CONCIENCIAR / EMPATIZAR

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.